Acelerar la acción climática es clave para la región latinoamericana

 

Cambio Climático


Acelerar la capacidad de respuesta de América Latina ante el cambio climático, fomentando la acción climática de actores no-estatales y posicionando la región en el contexto global es una tarea cada más más necesaria para la región.

A  tan solo pocos días de concluida la 22 Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas frente al Cambio Climático celebrada en Marruecos, en la que los países centroamericanos instaron para que el istmo fuera reconocido como región particularmente vulnerable a los efectos del cambio climático, se desataron fenómenos extremos, entre ellos el huracán Otto que ha impactado severamente en la región, así lo expresó el Grupo de Financiamiento Climático para América Latina y el Caribe (GFLAC) en una misiva el lunes donde recuerda la vulnerabilidad particular de la región y hace un llamado a la solidaridad

Los daños que ha generado Otto sobre Centroamérica, en especial en Costa Rica, Nicaragua y Panamá, ponen en relieve las vulnerabilidades económicas, sociales y ambientales que tiene la región exacerbadas por los efectos del cambio climático.

El Acuerdo de París entró en vigencia unos días antes de la COP22 y del huracán Otto, genera el marco para la transición hacia un desarrollo resiliente, bajo en emisiones e inclusivo, que impida que desastres traigan costos crecientes a estas sociedades. El próximo paso respecto al Acuerdo es establecer sus reglas y garantizar condiciones para la implementación,  temas que estuvieron en las conversaciones de COP22.

Los participantes hicieron un fuerte llamado a unir esfuerzos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y que esto dará un gran soporte para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible al 2030.

Asimismo el reconocimiento del rol de actores no-estatales – ciudades, empresas, sociedad civil – para implementar el Acuerdo de París – gana relevancia como factor de credibilidad y sustentabilidad de la gobernanza climática global.

El énfasis en la implementación y colaboración marcan el inicio de una fase de la gobernanza climática global en que bajo una visión común s reconoce el rol de actores de todos los sectores, haciendo énfasis en la implementación, acción y colaboración que señala la Proclama de la Acción de Marrakesh que revela este camino.

img_1438

“Confianza es el elemento clave cuando involucramos a las personas en la agenda de acción climática”, Paula Ellinger, Fundación Avina

“En este contexto, la pregunta recurrente en los pasillos y eventos durante la COP fue ¿Como integrar la acción de actores no-estatales con las Contribuciones Nacionales y con el Acuerdo París? Como garantizar que se reduzcan inequidades y aumente la ambición?, comentó Paula Ellinger, gestora regional de Cambio Climático para América Latina.

Fundación Avina, que ahora coordina la Plataforma de Innovación con Sentido, participó de un activo intercambio sobre el rol de actores no estatales para incrementar la ambición y promover de la implementación del Acuerdo de París. Como aporte concreto de la región a esta agenda. presentó Action LAC para acelerar la acción climática en América Latina a través de la inclusión, colaboración y el soporte estratégico.

Consiste en una plataforma  que actúa al largo del ciclo completo de vida de acciones climáticas, apoyando actores en las principales etapas de una iniciativa: movilizando compromisos de múltiples actores; diseñando intervenciones efectivas; catalizando financiamiento semilla; monitoreando, evaluando y ajustando planes; promoviendo aprendizaje cruzado entre iniciativas; diseminando y analizando impacto integrado, coordinando la interface entre acciones climáticas locales con esferas nacionales, sectoriales y globales.

La iniciativa busca acelerar la capacidad de respuesta de América Latina ante el cambio climático, fomentando la acción climática de actores no-estatales y posicionando la región en el contexto global.

Al movilizar compromisos de acción de todos los sectores, busca que en 2020, con la entrada en vigor del Acuerdo de París, millones de personas en América Latina ya se encuentren en proceso de transición para ciudades, empresas y comunidades más resilientes y economías bajas en emisiones, y que las Contribuciones Nacionalmente Determinadas, presentadas por los países en el marco de la COP21, avancen aceleradamente hacía metas climáticas más ambiciosas.

Por medio de ActionLAC, se han destacado en la COP22 compromisos de acción climática asumidos en el Marco de la declaratoria de Agua, presentados en la COP21 en París y revisados al largo de 2016. También se ha destacado la acción de los municipios de la Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático (RAMCC), que están desempeñando un rol creciente por medio de la presentación de contribuciones a la revisión del NDC (Contribución Nacional) de Argentina, la adhesión al Global Compact of Mayors y la implementación de acciones climáticas locales.

El proyecto Gran Chaco ProAdapt también fue reconocido en el marco de ActionLAC por la acción multisectorial de adaptación al cambio climático en el Chaco y por haber participado de la revisión del NDC (Contribuciones Nacionales) de Argentina.

 

 

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+

Noticias Relacionadas



The shortcode doesn't contain any grid name