CAMMINA y aliados acuerdan plan de trabajo por niñez y adolescencia migrante de la región

 

En la reunión se hicieron presentes representantes de organizaciones de Guatemala, El Salvador, Honduras, México y Estados Unidos, quienes analizaron, reflexionaron y compartieron iniciativas sobre el trabajo con niñez y adolescencia migrante, de esa forma construir sinergias que permitan afianzar resultados.

La Alianza para las Migraciones en Centroamérica y México (CAMMINA por sus siglas en inglés)  acordó recientemente un plan de trabajo con organizaciones aliadas por la niñez y adolescencia migrante de la región con el fin de contribuir a la consolidación de la estrategia de incidencia de CAMMINA en esta materia.

Dicha iniciativa parte de un análisis integral del fenómeno y de la construcción conjunta de una propuesta de marco de acción orientado a resultados concretos.

En la reunión se hicieron presentes representantes de organizaciones de Guatemala, El Salvador, Honduras, México y Estados Unidos, quienes analizaron, reflexionaron y compartieron iniciativas sobre el trabajo con niñez y adolescencia migrante, de esa forma construir sinergias que permitan afianzar resultados.

“La Alianza CAMMINA ha priorizado la vinculación entre organizaciones de la sociedad civil y diferentes organismos gubernamentales, en los planos local, nacional y sobre todo regional, ya que solo de esta forma se puede garantizar la protección efectiva de los niños, niñas y adolescentes migrantes e hijos/as, sea en sus países de origen, tránsito o destino así lo afirmó Edith Zavala,  Directora de Programas de CAMMINA.

En la actividad se analizó el contexto por cada país, en donde la reunificación familiar, violencia y economía son los principales motivos por los cuales niños, niñas y adolescentes (NNA) migran. Fueron aproximadamente 39 mil NNA centroamericanos, especialmente del triángulo norte (Guatemala, El Salvador y Honduras) los que cruzaron México en el año 2013 y solo 59 fueron reconocidos como refugiados, esta tendencia fue similar en el año 2014.

Según el estudio Mundial sobre el Homicidio de Naciones Unidas de 2013, el triángulo norte es una de las regiones más violentas del mundo. Honduras continúa con una de las tasas más altas de homicidio. Hay otros indicadores como las tasas de reclutamiento forzado, creciente violencia sexual y basada en género. Cerca del 50% identificaba algún tipo de violencia para huir de Honduras; en el caso de El Salvador son 40%, y; en el caso de Guatemala, 33.3%.

La identificación de las causas de la migración, permitirán a que la Alianza CAMMINA, pueda fortalecer su estrategia ante esta “crisis humanitaria” y cumplir con su misión: “Lograr cambios sostenibles en políticas públicas que promuevan los derechos de los y las migrantes y contribuyan a la sostenibilidad económica de las comunidades de origen para que la migración pueda ser considerada una opción y no una necesidad.”​

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+

Noticias Relacionadas