Chile da paso histórico con aprobación de ley de fomento al reciclaje

 

Reciclaje.JPG

Un paso histórico da Chile  al aprobar  el Congreso Nacional el martes la Ley de Fomento al Reciclaje y Responsabilidad Extendida del Productor.

La norma quedó lista para que la Presidenta Michelle Bachelet la promulgue.

La ley formalizará la industria del reciclaje en Chile, responsabilizando a los fabricantes y empresas de ciertos productos a organizar y financiar la recuperación y gestión de residuos derivados de sus productos. Así, los productores o importadores de determinados “productos prioritarios” deberán hacerse cargo de sus bienes, una vez que estos culminen su vida útil:  aceites lubricantes, aparatos eléctricos y electrónicos, baterías, pilas, envases y embalajes y neumáticos.

Estos productores o importadores de productos prioritarios deberán: registrarse en un catastro público de empresarios y/o fabricantes; organizar y financiar la recolección y tratamiento de productos recolectados a través de un sistema de gestión; asegurar que el tratamiento de esos residuos se realice por personas autorizadas; y cumplir las metas de recolección y de valorización de estos productos.

“Contar con una Ley de Fomento al Reciclaje traerá al país más empleos y emprendimientos verdes, información y ecoetiquedado para privilegiar los productos amigables con el medio ambiente. Actualmente en Chile se recicla solo el 10% de los residuos, con esta ley, triplicaremos al menos nuestras tasas de reciclaje”, explicó el ministro Pablo Badenier.

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas de Chile en el año 2012 se produjeron 6.612.709 toneladas de residuos.

Recicladores son incluidos en implementación de la ley

La ley establece medidas específicas para la inclusión de los recicladores en la implementación de la ley, incluyendo las siguientes:

-Los recicladores contarán con una definición especial que les reconocerá como gestores para la ley y se registrarán y certificarán en el Sistema Nacional de Certificación de Competencias Laborales.

 Desde los municipios se podrán celebrar convenios con sistemas de gestión y con recicladores de base.

 La Ley les permitirá además pronunciarse fundadamente sobre solicitudes de permiso para el establecimiento la instalación y/u operación de instalaciones de recepción y almacenamiento.

Recicladores

 Además, deberán incorporar en sus ordenanzas municipales la obligación de separar los residuos en origen, cuando lo determina el Decreto Supremo.

 También, promoverán la educación ambiental sobre prevención y valorización, diseñarán e implementarán estrategias de comunicación, sensibilización y medidas de prevención.

Fundación Avina, en conjunto con el Movimiento Nacional de Recicladores de Chile y el Programa Chile Sustentable, acompañó el proceso de tramitación de esta ley  desde su ingreso a tramitación en el congreso en septiembre de 2013.

“Este apoyo permitió que los recicladores participaran activamente como interlocutor clave del gobierno durante el proceso. Esto significó que se generaran espacios para que ellos presentaran su experiencia, visión y propuestas de mejora a la ley durante su tramitación en ambas cámaras, asegurando su incorporación como actor clave en la ley, y generando indicaciones que garanticen su permanencia y permitan su formalización al interior de la industria” destacó María Pía, coordinadora programática en reciclaje inclusivo de Fundación Avina en Chile.

Destacó que la principal transformación ante la puesta en marcha de esta ley, además de
formalizar esta actividad,  será permitir el aumento significativo de la cantidad de
materiales que hoy en día son reciclados en el país, generando los consecuentes impactos
positivos que ello significa: disminuir la cantidad de residuos que llegan a rellenos sanitarios aumentando su vida útil, disminuir el uso de materias primas a nivel país y generar empleo y nuevas oportunidades de emprendimiento, convirtiéndola en una actividad económica relevante.

Adicionalmente se espera que la ley permita impulsar un cambio cultural que incorpore la separación en origen como una práctica habitual en la ciudadanía, además de generar sistemas de etiquetado y ecodiseño que permitan que los productos sean más fáciles de reciclar y más amigables con el medioambiente.

 Conoce más detalles de la ley

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+

Noticias Relacionadas