Costa Rica: Innovación Social conecta diversos actores de América Latina

 

 

whatsapp-image-2016-11-24-at-11-35-24

Representantes de sociedad civil, gobierno, academia, ONG´s y actores del emprendimiento social se dieron cita en el II Encuentro Latinoamericano de Innovación Social desde el Sector Público donde intercambiaron análisis, experiencias y propuestas sobre el abordaje de la innovación social en los distintos países de América Latina.

“Este encuentro es importante porque está creando una tendencia de unificación de los sectores para tener un impacto en la innovación social”, destacó Ana Mercedes Botero, directora de Innovación Social del CAF- Banco de Desarrollo de América Latina en a inauguración del evento.

whatsapp-image-2016-11-24-at-09-34-33

Ana Helena Chacón, vicepresidenta de la República de Costa Rica, en la inauguración del evento.

Además,  Alberto Salom, rector de la Universidad Nacional de Costa Rica, destacó la importancia del emprendimiento social y la innovación social como herramientas indispensables para la transformación. “La innovación social es la vía más fructífera para superar el rezago y la desigualdad que afecta a nuestros países. Esto se puede lograr con el emprendedurismo y la participación ciudadana”, expuso.

Por su parte, Ana Helena Chacón, vicepresidenta de la República de Costa Rica y directora de la comisión de innovación social del gobierno resaltó que “La innovación social es importante para la transformación, por eso es de suma importancia para el gobierno de Costa Rica”.

El encuentro inició con la presentación de los resultados del estudio: Ecosistemas de Emprendimiento e Innovación Social en América Latina y Asia, a cargo de Heloise Buckland, profesional en la innovación social, la emprendeduría verde y la educación de agentes de cambio en Europa y América Latina. En su participación explicó cómo la innovación social depende de ambientes que propicien la transformación.

“La diversidad de actores sociales, genera un ecosistema más óptimo para el cambio social. Además, un ecosistema maduro de innovación social, implica un sector público participativo y clave para la propiciación del cambio social”, indicó Buckland.

El evento también desarrolló una mesa redonda, en la que participó Marcela Mondino, gestora regional de Ciudades Sustentables de Fundación Avina junto con expertos en emprendimiento social, inversión de impacto y participación ciudadana. Y contó, también, con la participación de María Elisa Bernal, experta internacional de CEPAL.

“La meta final no puede ser innovar, debe ser resolver los problemas que afectan a la sociedad”, expresó al inicio. Además, agregó que “los programas asistencialistas son un barril sin fondo que adormecen el poder innovador de los ciudadanos”.

Marcela Mondino de Fundación Avina, en la mesa redonda.

Por su parte, Mondino centró su intervención en la necesidad de que la innovación social sea integral y tenga un sentido claro para que su impacto sea verdaderamente significativo. “La innovación tecnológica es importante, pero son herramientas a las que se les tiene que dar un sentido de impacto. Avina, con sus aliados, ha utilizado la innovación tecnológica para darle un sentido, como ha sido el acceso al agua en Chile. Por su parte, la innovación social es importante, pero necesita un sentido claro para generar impacto, por ejemplo, el Índice de Progreso Social nos permite medir más allá del crecimiento económico de las regiones. Por eso Avina trabaja fuertemente en la Innovación con Sentido, que es articular la innovación tecnológica, empresarial y social, para generar impacto con un sentido, para lograrlo lanzó, con sus aliados, la Plataforma de Innovación con Sentido”, destacó.

Además, también participó en el Foro de intervenciones locales orientadas a la generación de ciudades inclusivas y ambientalmente sostenibles, en donde destacó la labor Avina en impulsar Ciudades Sustentables en América Latina.

“Desde Avina estamos contribuyendo a la consolidación de ciudades que generan dignidad humana y equidad, respetando los límites de la naturaleza. Eso se logra a partir de tres ejes estratégicos: Gobernanza democrática, que es la contraloría de las ciudades para que tenga políticas públicas que contribuya a ciudades más humanas, inspirado en el proceso exitoso de Bogotá Cómo vamos; el otro eje es el Espacio Público, que implica la participación ciudadana en el apropiamiento de los espacios para los diferentes aspectos de la condición humana en la ciudad, esto se logra identificando la desigualdad, en esto se destaca el caso exitoso del programa Caminos de la Villa que hemos realizado en Argentina; y por último la  Resiliencia Urbana, que no solo tienen un enfoque de cambio climático, sino también de manejo de residuos y acceso al agua potable”, sostuvo.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+

Noticias Relacionadas



The shortcode doesn't contain any grid name