Analizan implementación de la Nueva Agenda Urbana en Naciones Unidas

 


GAP (General Assembly of Partners), una plataforma de colaboración innovadora e inclusiva que aglomera a 16 grupos de interés,  participa este martes y miércoles de la reunión de alto nivel sobre la Nueva Agenda Urbana y UN-Habitat en Nueva York convocada por Naciones Unidas.

Fundación Avina  co-lidera el grupo de Fundaciones y Entidades Filantrópicas dentro de la GAP.

Naciones Unidas discute en una reunión de alto nivel, convocada por el Presidente de la Asamblea General, el papel del Sistema de Naciones Unidas, de estados miembros y de los diferentes grupos de interés, con respecto a las ciudades del siglo XXI y la implementación de la Nueva Agenda Urbana, la misma que establece lineamientos hacia una urbanización sostenible, inclusiva y resiliente, contribuyendo desde las ciudades a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Avina y GAP destacaron en sus aportes en la reunión que “el desafío global de la implementación de la Nueva Agenda Urbana representa una oportunidad única para promover un compromiso más integrado de las entidades filantrópicas en el proceso de desarrollo urbano”.

Asimismo resaltaron que “Como fundaciones, tenemos la capacidad de desarrollar modelos innovadores, escalables y multisectoriales para soluciones concretas, efectivas y eficientes. Nuestra flexibilidad y conexión al campo nos provee con capacidad de crear conocimiento, compartir mejores prácticas y promover mejores políticas públicas”

GAP lleva la voz de un grupo diverso de stakeholders en relación con los resultados de evaluación de ONU-Habitat frente al desafío de implementar la Nueva Agenda Urbana que fue aprobada de  manera unánime por todos los países que forman parte de Naciones Unidas, durante la Conferencia sobre Hábitat y Desarrollo Urbano Sostenible (Habitat III), que tuvo lugar en Quito, en octubre de 2016.

El GAP está compuesto por 16 grupos de stakeholders: Sociedad Civil, Academia, Profesionales de desarrollo urbano, Organizaciones de Base, Organizaciones agrícolas, Poblaciones indígenas, Mujeres, Personas mayores, Personas con Discapacidad, Juventud y Niñez, Parlamentarios, Gobiernos Locales, Fundaciones y Filantropías, Sindicatos, Empresas y Medios de comunicación. El nuevo reto del GAP es colaborar efectivamente en la Implementación de la Nueva Agenda Urbana, un esfuerzo global que viene liderando ONU Hábitat y que requiere el involucramiento y apoyo de todos los sectores de la sociedad.

Según previsiones, la población urbana mundial prácticamente se duplicará para el año 2050, lo que hará de la urbanización una de las tendencias más transformadoras en el siglo XXI. Las poblaciones, las actividades económicas, las interacciones entre lo social y lo cultural, así como las repercusiones ambientales y humanitarias se concentran cada vez más en las ciudades, y ello plantea enormes problemas de sostenibilidad en materia de vivienda, infraestructura, servicios básicos, seguridad alimentaria, salud, educación, empleos decentes, seguridad y recursos naturales, entre otros.

Desde la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Asentamientos Humanos en Vancouver en 1976 y en Estambul en 1996, y la aprobación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio en el año 2000, se han constatado mejoras en la calidad de vida de millones de habitantes de las zonas urbanas, entre ellos los habitantes de barrios marginales y asentamientos informales. No obstante, la persistencia de múltiples formas de pobreza, las desigualdades crecientes y la degradación ambiental siguen siendo uno de los principales obstáculos para el desarrollo sostenible en todo el mundo, siendo con frecuencia la exclusión social y económica y la segregación espacial una realidad irrefutable en las ciudades y los asentamientos humanos.

Ahí radica la importancia de una Nueva Agenda Urbana que ayude a poner fin a la pobreza y al hambre en todas sus formas y dimensiones; a reducir las desigualdades; promover un crecimiento económico, sostenible, inclusivo y sostenido; lograr la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas a fin de aprovechar plenamente su contribución vital al desarrollo sostenible; mejorar la salud humana y el bienestar; fomentar la resiliencia; y proteger el medio ambiente.

Share on FacebookShare on TwitterShare on Google+

Related News



The shortcode doesn't contain any grid name