Guatemala: Arranca el primer plan piloto del Programa Unificado de Fortalecimiento de Capacidades en el Corredor Seco

 

Lanzamiento del primer plan piloto del Programa Unificado de Fortalecimiento de Capacidades en el Corredor Seco el cual fue realizado por ASOVERDE, COOSAJO R.L., Coordinación de la carrera de Ingeniería en Gestión Ambiental de la USAC y Avina

El primer plan piloto del Programa Unificado de Fortalecimiento de  Capacidades en el Corredor Seco el cual fue realizado por la Asociación de Desarrollo Verde de Guatemala –ASOVERDE-;  la Cooperativa de Ahorro y Crédito Integral San José Obrero -COOSAJO R.L.-;  la Coordinación de la Carrera de Ingeniería en Gestión Ambiental Local de la Universidad de San Carlos de Guatemala y Fundación Avina.

El “Corredor seco” de Guatemala, se caracteriza por la escasez de agua y su alta vulnerabilidad a la sequía.  Chiquimula, es uno de los departamentos de este corredor más afectados por la pobreza,  específicamente los municipios de Jocotán, Camotán y Olopa, según el IARNA-URL tienen una densidad poblacional superior a los 100 habitantes por km2, mostrando un crecimiento de 5% anual,  especialmente en el área rural, lo cual implica una importante presión sobre los bienes naturales como el agua, bosque y suelo.

El término de agua “potable” en este corredor seco no es aplicable, porque según Martín Méndez, coordinador de la Rectoría de Agua Potable y Saneamiento del Ministerio de Salud afirmó que “el agua de las zonas rurales siguen siendo los lugares donde hay poca cobertura de agua y que, según análisis realizados en el agua, la mayoría presenta contaminación fecal” por  es por esta razón que se habla del agua “entubada”.

En Chiquimula se estima que un 63% es agua entubada, existe una gran inequidad ya que los servicios de agua en los 11 centros poblados más grandes del departamento, son subsidiados en altos porcentajes, mientras que los servicios de agua entubada de las áreas rurales del departamento, alrededor de mil acueductos, están en manos de organizaciones comunitarias que no reciben ningún apoyo para la prestación del servicio.

Asoverde con el apoyo de Avina y otras organizaciones chiquimultecas ha estado trabajando en el proceso formativo de las  Organizaciones Comunitarias de Servicios de Agua y Saneamiento (OCSAS), esto con el fin de que al menos 15 comunidades rurales pobres de la etnia chortí puedan tener mayor acceso a agua y saneamiento. En esta primera etapa que se realizará de marzo a junio estarán participando 30 personas, entre estos  gestores comunitarios y técnicos municipales.

“Solo el 30% del agua que llega a las familias del país está clorada. En el área rural, solo el 58% de las personas tienen acceso a agua domiciliar. Entendiendo que el agua es un recurso vital para el ser humano, es necesario el apoyo para que se  fortalezcan las capacidades de gestores comunitarios y que de forma estratégica logren en lo mínimo apoyar a sus comunidades mayormente afectadas por la pobreza, a tener acceso a este recurso y así evitar enfermedades por falta de éste” afirmó Cynthia Loría, Representante Nacional de Fundación Avina.​

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+

Noticias Relacionadas