Métodos y herramientas prácticas para desarrollar y apoyar la innovación social (Parte 1)

 

Etapas de la Innovación social

La innovación se describe a veces como un proceso casi mágico que ocurre por causas aleatorias y esto no es cierto. La realidad es que la innovación no es simple o predecible pero si se analiza críticamente lo que realmente sucede en el proceso general de innovación,  sale a luz un modelo estructurado y sistemático para aplicar.

Aunque cada innovación real es una historia compleja de idas y vueltas, hay varias etapas comunes que la mayoría de las innovaciones transitan.  Estas etapas conforman un marco de innovación que es útil para entender cómo materializar las ideas y cuáles métodos y acciones se necesitan en cada etapa del proceso.

Evidencia del impacto

En la innovación social es muy importante tener un plan para la recopilación de evidencias del impacto buscado desde el comienzo del proyecto. Las personas que desarrollan la innovación, los usuarios del servicio y los inversores necesitan pruebas para saber si los proyectos que desarrollan o en los cuales invirtieren tienen un impacto positivo. El principal beneficio de sistematizar la evidencia del impacto, es que permite una forma efectiva de utilizar la información para probar la hipótesis inicial, mejorar continuamente y crear sostenibilidad.

La recopilación de la evidencia del impacto debe adoptarse como una práctica habitual y necesaria en las organizaciones para alcanzar el conocimiento de lo que ha funcionado antes y lo que funciona en la actualidad; y así evaluar más fácilmente y replicar con éxito.

El kit de herramientas presenta cinco niveles que conformar un marco de trabajo para la recopilación de evidencias que se pueden aplicar en todas las etapas del proyecto.

Escala

El concepto de la escala está tomando mayor relevancia a medida que se extiende y prueba el alcance de los proyectos pilotos de innovación replicados en las grandes poblaciones. Hay muchas maneras de generar escala: desde la replicación de la idea en un lugar diferente a colaborar con diferentes organizaciones en construcción de relaciones para fortalecer las iniciativas. Para determinar si un proyecto está listo para escalar y lograr un mayor impacto de forma más generalizada, es importante encontrar las evidencias del buen funcionamiento y luego llevarlas al siguiente nivel. Desde la distancia las grandes innovaciones pueden parecer saltos radicales. Pero desde cerca a menudo resultan ser pequeños pasos que se acumulan unos sobre otros para alcanzar una escala más grande.

Pensamiento Sistémico

La palabra sistema se refiere a las complejas e interdependientes infraestructuras, normas y patrones en nuestras sociedades y economías. Los cambios en una parte del sistema pueden afectar a otras partes, por lo que los problemas complejos requieren cambios e innovaciones en todo el sistema.

El pensamiento sistémico reúne los diferentes elementos e innovaciones que permiten alcanzar un propósito común. Una sola organización difícilmente tiene todas las habilidades y recursos que se necesitan para crear un impacto de gran escala. Esto significa que una innovación que resulta en un cambio sistémico casi siempre implica alianzas entre un capital social diverso en pos del objetivo de impacto.

Fuentes

 

Envio No. 54

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 Unported

Aviso legal: El contenido de este informe no representa la posición institucional de la Fundación Avina sobre los temas abordados. Cuando sea necesario explicitar posiciones institucionales de la Fundación Avina, se las identificará expresamente junto a la fuente correspondiente.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+