InContext 69: Responsabilidad Hídrica privada: herramienta de gestión e inclusión

 

Herramienta de Gestión

En la edición nro. 27 de InContext planteamos el alcance del concepto de huella hídrica, sus distintos componentes y algunas experiencias iniciales relevadas para mostrar cómo un proyecto de impacto social puede inscribirse en una lógica de compensación (en un sentido no técnico) del uso de agua por parte de una empresa. Sin embargo, un mayor refinamiento del enfoque, tanto en lo conceptual como en la estrategia de intervención social, nos ofrece un panorama más complejo y a la vez más prometedor para entender y actuar en las cadenas productivas basadas en el uso del agua, que nacen en la empresa e involucran al universo de consumidores.

Como señala la experta Ana Carolina Herrero, “el concepto de Huella Hídrica permite considerar el uso del agua oculta a lo largo de la cadena de producción de bienes o servicios de consumo, dando información de los efectos sobre el agua asociados a los hábitos de vida de las personas o poblaciones o de producción de gremios o empresas. Este indicador multidimensional muestra los consumos de agua, según su origen y los volúmenes de agua requeridos para la asimilación de la contaminación generada. Los componentes de la Huella Hídrica son explícitos geográfica y temporalmente.”

Bregando por la incorporación paulatina y creciente, por parte de las empresas, de la huella hídrica como herramienta de gestión, Herrero enumera las ventajas de hacerlo de esa manera: “La Huella Hídrica es un instrumento más útil para la gestión del agua que los tradicionales porque:

Y añade una consideración fundamental para las empresas basadas en el recurso: “la correcta administración del agua se ha convertido en un elemento crítico en términos de reputación y viabilidad de negocio”, y se enfrenta al reto de “identificar, reconocer y evaluar sus probables riesgos, que incluyen pérdidas económicas por daños debidos a eventos climáticos extremos, sobreexplotación del recurso, reducción de la operación y/o pérdida de confianza en la inversión, entre otros”. Pero también hay que añadir -como un desafío de máxima importancia- la desactivación de escenarios de alta conflictividad social causados por el mal manejo tanto del uso productivo como –cuando existe, en el contexto de la RSE- del intento de generar la devolución del agua a la cuenca a través de proyectos sociales. Y cuando la empresa genera un rechazo social en las comunidades donde opera las dificultades y desafíos del trabajo se multiplican y complejizan rápidamente poniendo en riesgo toda la iniciativa (ver InContext 43).

Mencionamos entonces a la huella hídrica y a la RSE, pero hasta ahora no están fuertemente vinculadas entre sí. El campo de aplicación de la RSE para temas de agua parece descansar en la gran mayoría de los casos, con notorias excepciones, en propuestas aisladas, desconectadas del perfil productivo de la empresa. Obedecen de alguna manera a una concepción tradicional de la RSE como filantropía empresaria, pero ofrece límites para conseguir cambiar la cultura empresaria misma frente al recurso agua, y también es muy limitada la posibilidad de que la ciudadanía involucrada revierta la percepción negativa que tenga del accionar privado o valorice el enfoque que éste tenga para mostrar que ya no se limita a extraer y lucrar.

Por otra parte, la preocupación empresaria que busca estrictamente medir, reducir y finalmente neutralizar la huella hídrica propia da un paso importantísimo para asumir frente a la comunidad un compromiso diferente, ya que termina generando, en el mejor de los casos, un impacto neutro en la cuenca de la cual obtiene el insumo líquido: devuelve (y se mide y certifica) la cantidad de agua que requirió en el proceso productivo, modificando a la vez sus prácticas para reducir el consumo (y lo mide y certifica). Ahora, con todo lo significativo que resulta contar cada vez más con empresas que asuman esta necesaria (y todavía no obligatoria) proactividad para medir, reducir y neutralizar la huella, no podemos perder de vista que al intervenir solamente en la cuenca local de producción la neutralización eficaz no hace sino generar condiciones ambientales de perpetuidad del negocio. Dicho de otra manera: neutralizar la huella es parte del negocio, y eso explica la motivación fundamental para abordarla. Reduzco impacto ambiental y reduzco costos y aseguro fuentes de producción.

Herramienta de Inclusión

La Fundación Avina propone, desde su experiencia programática, una manera directa de vincular la huella hídrica dentro del enfoque de la responsabilidad social empresaria, pero obedeciendo a otros objetivos y a otro paradigma; inscripto en la lógica de triple resultado (económico, ambiental y social); como contribución a hacer efectivo el agua como derecho humano básico; basado en la igualdad de oportunidades y en una mirada de cuencas endógena y exógena, plural. A este proceso lo llamamos Responsabilidad Hídrica.

De esta manera se considera a la RH como un proceso progresivo, de menor a mayor grado de involucramiento ambiental y social, que puede partir inicialmente de una concepción más restringida, anclada en una visión filantrópica tradicional, y llegar, superando etapas, a una idea de responsabilidad social profunda, sostenida e inclusiva en temas de agua. La responsabilidad hídrica se alcanza cuando se unen, con una perspectiva amplia de cuenca (local y extra local), la gestión de la huella hídrica y la intención filantrópica, que deja de ser un hecho aislado, puntual, difícil de sostener en el tiempo, sino que se ha integrado a una política empresarial sustentable, que concibe su responsabilidad de una manera mucho más extendida.

Esquemáticamente se puede visualizar de esta manera:

InContext-69

Las soluciones comunitarias de agua, presentes en los eslabones 1, 4 y 5, se reflejan en proyectos que pueden ser implementados por Organizaciones Comunitarias que dan Servicios de Agua y Saneamiento (OCSAS), tales como cooperativas, juntas de agua, comités de agua potable, como también por ONG especializadas en proyectos de conservación, acceso al agua, cosecha de lluvia o mejoramiento de la calidad de agua.

Un aspecto adicional nada menor para empresas que quieren adoptar un enfoque sustentable de responsabilidad hídrica es decidir participar también, como actor social, en espacios de análisis, debate y propuestas que toman a la cuenca como unidad territorial, en el marco de una gobernabilidad democrática y transparente de las cuencas, especialmente las que están más aquejadas y presionadas por diversos factores, naturales y antrópicos.

Precisamente cuando en América Latina comienzan a acumularse las evidencias de balances hídricos negativos, algunas mega-ciudades sienten los impactos de la falta de planificación de territorios interconectados aunque estén distantes miles de kilómetros (ver InContext 61), y se hace habitual conocer que muchos colectivos sociales hacen sentir su voz por la falta de priorización al uso del agua para el consumo humano, hay que señalar también que existen todas las condiciones, experiencias y herramientas para que el enfoque gradualista de la responsabilidad hídrica empresaria se traduzca en una multiplicación de soluciones de agua que complementen los esfuerzos estatales para alcanzar la cobertura universal que plantea el Objetivo #6 de Desarrollo Sostenible que Naciones Unidas está a punto de consagrar.

Huella Hídrica privada y los Objetivos del Desarrollo Sostenible

La Huella Hídrica privada tiene capacidad para incidir directamente en el alcance de las metas 3, 4 y 6 del Objetivo nro. 6 de los Objetivos del Desarrollo Sostenible.

ODS

Envío Nro.  69

Licencia Creative Commons

Este obra está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-SA 4.0)

Aviso legal: El contenido de este informe no representa la posición institucional de la Fundación Avina sobre los temas abordados. Cuando sea necesario explicitar posiciones institucionales de la Fundación Avina, se las identificará expresamente junto a la fuente correspondiente.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+