InContext Webinar: Coaliciones sociales fortalecen gestión territorial en Pan Amazonía y Gran Chaco

 

Las coaliciones sociales son un elemento clave para promover procesos duraderos y resilientes de gestión sustentable de los territorios frente a los cambios de políticas de visión de desarrollo tanto en la Pan Amazonía como en el Gran Chaco, así se desprende una de las reflexiones principales que compartieron en el InContext Webinar el lunes un grupo de investigadores junto con Fundación Avina y Amazónicos por la Amazonía (AMPA).

Esto tiene asidero en varios debates que inspiran la reflexión y la elaboración del estudio” Gestión Territorial en la Panamazonía y Gran Chaco: Reflexiones, aprendizajes y desafíos para su sostenibilidad” divulgado ayer durante el evento y elaborado en el marco de la Alianza Fundación Avina y Fundación Skoll que prevaleció por 6 años, comentó Paula Ellinger, coordinadora programática de Fundación Avina en la apertura del Webinar.

Además se dio a conocer  un mapa con 81 iniciativas y un conjunto de vídeos sobre experiencias de gestión territorial que fortalecen la evidencia.

Hay varias comunidades, gobiernos locales, gobiernos sub nacionales, corredores, redes y mesas temáticas que vienen impulsando iniciativas de gestión territorial hacia la sustentabilidad, pero en general son poco conocidas así como los resultados y el impacto que tienen en la mejora de la calidad de vida de las poblaciones.

Para fortalecer estas iniciativas ante los desafíos que se imponen para el bioma, replicarlas y escalarlas, se mapeó, sistematizó y difundió información sobre las mismas.

Karina Pinasco, directora de AMPA, expuso que las experiencias documentadas están en Concepción, departamento de Santa Cruz, Bolivia; el pueblo Uwottuja, en el municipio de Autana, departamento de Amazonas, Venezuela; Belén de los Adaquíes en el departamento de Caquetá, Colombia; en los estados de Rondonia, Amazonas y Mato Grosso, Brasil, Corredor etnoambiental Mondé-Kawahiba; la comunidad nativa de Queros, provincia de Paucar-tambo, Cusco, Perú; en la provincia de Napo, Ecuador; en el departamento de San Martín, Perú; en la región del Chaco Argentino, en las provincias de Formosa, Chaco, y Salta; en el municipio de Alta Floresta, Estado de Mato Grosso Brasil y un proyecto aún en planificación en la zona de Sucumbíos Ecuador.

MonteReflexionando sobre el tema de las coaliciones, Valmir Ortega, investigador en Brasil, resaltó el caso del Corredor etnoambiental Mondé-Kawahiba donde un elemento clave fue el crecimiento desordenado de la deforestación de un modelo no sustentable de la agricultura a inicios de los años 2000 y a partir de ese proceso organizaciones ambientales, gobiernos locales, comunidades indígenas y líderes de diversos sectores  crearon una coalición para revertir la situación.

Comentó también el caso de Alta Floresta donde prevaleció un objetivo común de disminuir la deforestación en un ambiente de confianza. Implicó cumplir una serie de reglas de organización ambiental rural de los productores rurales de ese municipio. A partir de la movilización del municipio, los agricultores y organizaciones sociales locales  para atender esas tareas se logró salir de la lista de los municipios que más deforestaban, se redujo drásticamente la deforestación en la región y se tomó un conjunto de iniciativas con trayectoria sustentable.

Ortega expuso que las coaliciones exigen de un proceso continuo y largo que conlleva procesos de mediación social y política, de construcción de lazos de confianza y,  para que ese proceso se estabilice, es necesario construir una visión conjunta.

Rescató también la capacidad de las organizaciones involucradas el compartir recursos de relacionamiento, políticos, de movilización local y financieros para generar resultados y beneficios.

Por su parte el investigador sobre el tema de redes, Agustín Noriega, destacó cómo ha evolucionado la articulación entre organizaciones de una mirada de iguales a las alianzas entre diversos.

Nanum Village“Este escenario de las redes, nos genera bastante optimismo porque se permite la articulación en la diversidad. Antes eran articulaciones en la homogeneidad y ahora son alianzas entre gente distinta y eso es un elemento nuevo que tenemos… ir articulando la diversidad. Tenemos una alianza entre las organizaciones indígenas y campesinas con Samsung por ejemplo, que ha permitido la instalación de computadoras, el acceso a internet lo cual ha empoderado a organizaciones locales y ha permitido una defensa más eficiente de sus territorios y una visibilización más fuerte hacia afuera”, destacó Noriega.

Puso en la mesa de reflexión otro punto y es  el ¿cómo podemos ir de redes más centralizadas a redes distribuidas en el concepto de que genera mayor solidaridad e igualdad entre los actores? Comentó que están experimentado hacia una metodología de impacto colectivo para avanzar a formas más orgánicas que la red.  En el Chaco se está apuntando hacia esta estrategia.

La investigadora María Teresa Quispe trajo a colación el tema de las coaliciones en las poblaciones indígenas como un aspecto clave, para superar varios desafíos, pues supone la participación legítima de las comunidades que requieren de la articulación con otros actores sociales que hacen vida en la Amazonía.

Entre los desafíos que citó Quispe están que las políticas públicas en gestión territorial para los pueblos indígenas de la Amazonía tengan la capacidad, aún siguiendo lineamientos generales, de “adaptarse a los diversos usos y costumbres de la variedad de pueblos indígenas amazónicos”.

Un segundo gran desafío está en lograr que los pueblos indígenas participen en el diseño y ejecución de las políticas territoriales. Y para ello, se requiere que la mayoría de esta población tenga conocimiento pleno del derecho que tienen a ser consultada en tanto los países amazónicos contemplan el Convenio 169 de la OIT y algunos tienen un desarrollo legislativo propio que incluyen derechos específicos para los pueblos indígenas como la consulta previa informada y en algunos casos derechos a la propiedad colectiva de los territorios, por ejemplo.

“No todas las comunidades indígenas conocen del grave daño de la minería en su medio ambiente, tierras, ríos e impactos sociales para su salud colectiva, sus formas de vida. Hay algunas comunidades que han empezado a incorporar en sus discursos los impactos ambientales y sociales de las actividades extractivas… Es un desafío para los pueblos indígenas articularse cada vez con sus organizaciones y generar un discurso propio rescatando su conocimiento ancestral”, expresó Quispe.

Este desafío de la participación está relacionado también con uno de mayor complejidad y es la concientización de los decisores públicos de mandos medios en el campo de la gestión territorial.

Otro reto es la construcción de propuestas propias de sus saberes tradicionales incorporando tecnologías modernas y uso de energía amigable. Esto se ha empezado a trabajar en experiencias pero hay mucho camino por recorrer.

Además la sistematización de saberes tradicionales y desde la propia cultura incorporar nuevas técnicas y  saberes de la cultura occidente para ofrecer alternativas económicas viables a los pueblos amazónicos y a la Amazonía como tal.

Otra mirada en el Incontext Webinar la aportó el investigador César Monje en tanto amplió sobre el tema de las coaliciones desde el análisis de los municipios, retos y casos a manera de ejemplos de avance en gestión territorial sustentable.

“Todo se cruza en el municipio, una área protegida, un territorio indígena, están en el municipio pero hay  un reto muy importante y es ver en las coaliciones cómo se rescata el papel eminentemente local y participativo de los municipios para hacer el diálogo con procesos de gobierno y de estado”, expuso Monje.

Destacó el caso de Belén de los Andaquíes en Caquetá Colombia, donde organizaciones de campesinos alrededor de organizaciones no gubernamentales locales o de grupos, comités o  juntas de acción comunal pueden de una manera contundente dar direccionamiento.

Belén Andaquíes

“Esas organizaciones crearon áreas protegidas y llevaron hacia un municipio verde… La experiencia muestra procesos locales campesinos donde se puede hacer gestión del territorio y escalar de esos procesos pequeños a procesos más grandes de orden municipal y aún de orden regional. Hay un parque nacional de 70.000 hectáreas que crearon las organizaciones sociales” apuntó.

Recordó los principios que aparecieron también en Alta Floresta como en  los municipios en la frontera de colonización en Brasil, Colombia, Perú y Ecuador alrededor de criterios comunes de disminuir el proceso de deforestación, organizaciones con fuerte incidencia municipal con el propósito de consolidar municipios verdes cada vez más a nivel amazónico, lo que crea a su vez implica un reto importante de dar continuidad a estas iniciativas.

Presentaciones de los expositores

Paula Ellinger, Fundación Avina Coaliciones Sociales

Agustín Noriega, Gran Chaco

Escuche la grabación del webinar

Sobre Webinars Incontext

Es una propuesta que impulsa Fundación Avina para profundizar los temas que se abordan en las publicaciones Incontext y abrir la posibilidad de interactuar con la audiencia y expertos latinoamericanos.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+