776

millones de personas en el mundo sin acceso mejorado al agua Fuente: WHO y Unicef, 2014

37

millones de personas en América Latina no tienen acceso a agua segura o mejorada. Fuente: WHO y Unicef, 2014

110

millones de latinoamericanos no tienen acceso a sistemas de saneamiento mejorado. Fuente: WHO y Unicef, 2014

80.000

gestores comunitarios dan agua a al menos 70 millones de latinoamericanos. Fuente: CLOCSAS

Nuestra Mirada

Contribuir a alcanzar la universalización del acceso sostenible al agua y al saneamiento como bienes públicos y derechos humanos en comunidades vulnerables mediante el fortalecimiento de la gobernabilidad democrática en su gestión.

 

Fundación Avina considera que el acceso al agua y saneamiento es un Derecho Humano fundamental e irrenunciable, ya que está estrechamente relacionado con la dignidad humana y son vitales para el sustento de la vida, y su plena participación en la esfera pública, su seguridad económica, integridad ambiental y cohesión social.
Los Estados tienen el deber y la obligación de reconocer al agua como un bien común y público. Por lo tanto, deben velar y asegurar el acceso de toda la población a los servicios de agua y saneamiento y promover la conservación de los recursos hídricos para las generaciones actuales y venideras y los ecosistemas naturales relacionados.
Fundación Avina reconoce que el consumo humano de agua potable es prioritario frente a los demás usos posibles del agua de tal forma que se garantice la vida digna.Son las mismas sociedades nacionales y locales las que, respetando usos y costumbres; respetando el estado de derecho y cumpliendo con sus propios mecanismos democráticos de decisión, pueden decidir qué tipo de operadores prefieren: públicos, privados, comunitarios o cualquier combinación entre ellos.
Más allá de la naturaleza del operador elegido, los Estados conservan la responsabilidad última de garantizar a todos sus habitantes el acceso a estos servicios.En Latinoamérica, más de 70 millones de personas de comunidades rurales y peri-urbanas, intentan resolver el déficit de servicios de agua y saneamiento a través de la gestión comunitaria (cooperativas, juntas u otras modalidades).
Respecto de ellas, Avina propone que las sociedades y sus Estados reconozcan legalmente a las iniciativas comunitarias del agua, y que sean consideradas como socias fundamentales en la implementación del acceso universal a los servicios de agua y saneamiento, especialmente, ante la responsabilidad largamente postergada de los Estados.
Los Estados deberán velar por que las entidades que se organicen para dicha prestación, garanticen la participación ciudadana, el control social y la transparencia en el manejo de los recursos y demás aspectos de la operación.De esta manera, contribuirán a evitar crisis de gobernabilidad, estarán minimizando los problemas de seguridad alimentaria, contribuyendo a la reducción de la pobreza y protegiendo de manera sostenible ecosistemas estratégicos para el ciclo hidrológico.

1.Impulsar soluciones para la sostenibilidad de las OCSAS que combinen servicios integrales como la capacitación y la asistencia técnica especializada.

2. Generar iniciativas de responsabilidad hídrica privada para la dotación de servicios de agua y saneamiento a comunidades vulnerables y para la conservación de zonas de recarga acuífera, incentivando el involucramiento del sector privado y del sector público, en un contexto de cambio climático.

3. Contribuir a que las innovaciones tecnológicas de vanguardia y tradicionales mejoradas para el acceso al agua y al saneamiento alcancen escala en el impacto del número de personas efectivamente afectadas.

En base a los aprendizajes obtenidos en los últimos años en Latinoamérica, planificamos acciones en al menos dos países del continente africano.

Nuestras Alianzas

CARE International

Elaboración, difusión e implementación de los 10 módulos que conforman el Programa Unificado de Fortalecimiento de Capacidades para promover el fortalecimiento y participación de organizaciones comunitarias de servicios de agua y saneamiento en la región de América Latina y el Caribe

Ir al sitio

Coca-Cola South Latin

Trabajo conjunto en Argentina, Chile y Perú en el marco de la Iniciativa + AGUA, un programa que procura hacer efectivo el acceso al agua segura y la protección de las fuentes de agua, favoreciendo la conservación de recursos hídricos y ambientales de las cuencas.

Se han acordado acciones de conservación y restauración de ecosistemas nativos, así como la construcción de soluciones de acceso a agua apta para consumo humano, promoviendo siempre el involucramiento y la activa participación de las comunidades locales

Ir al sitio

Confederación Latinoamericana de Organizaciones Comunitarias de Servicios de Agua y Saneamiento (CLOCSAS)

Promoción de la asociatividad local y continental de las OCSAS, del fortalecimiento de capacidades de los gestores comunitarios y del reconocimiento del importante aporte de la gestión comunitaria del agua al desarrollo de los países de América Latina y el Caribe. Entre las acciones conjuntas destaca el desarrollo articulado de 5 encuentros latinoamericanos de la gestión comunitaria del agua.

Ir al sitio

SC Johnson

Trabajo conjunto en Argentina desde 2013, en el marco de un programa orientado a facilitar el acceso a agua segura a distintas comunidades vulnerables del país, como derecho humano fundamental para la vida, la salud y la higiene de las personas.

Ir al sitio

Programa Sed Cero

Dotación de soluciones para el acceso al agua segura a 100.000 familias en el Gran Chaco Americano.

Ir al sitio

WASH Advocates

Presentación de un concurso de proyectos de incidencia en políticas públicas de alcance mundial.

Ir al sitio

Xylem Inc.

Coinvierte con Avina desde 2013 para que el socio local del nordeste brasileño, Articulación Semiárido Brasileño (ASA), pueda llevar agua potable a las escuelas donde estudian más de 6.230 niños a través de 53 nuevas cisternas construidas en estos dos años. De esta forma, los niños pueden tener un ciclo lectivo sin las interrupciones causadas por las largas sequías que afectan naturalmente esta zona.

Ir al sitio

En el 2015, la contribución de Avina Américas al acceso a agua se caracterizó por facilitar un mejor y un mayor acceso al agua en comunidades rurales. La comunidad Enxet del Chaco Paraguayo ahora cuenta con dos cisternas para el almacenamiento de agua de lluvia para sostenerse durante las épocas de sequía, miles de personas que viven en la región Semi-Árido de Brasil tienen acceso a agua segura, y otro proyecto similar empezó en el 2015 para mejorar acceso al agua en las comunidades de Tapajós-Arapiuns y Santarém. Además, gracias al proyecto de la región del Semi-Árido, el gobierno de Brasil contribuyó $27M para llevar la iniciativa a mayor escala alcanzando a 5,000 cisternas en escuelas públicas del Semi-Árido. Adicionalmente, se desarrollan capacitaciones en la gestión de agua como recurso para empoderar a las comunidades locales confirmándose la importancia y rol de la educación en la adecuada gestión de los recursos naturales.

Opina

En tu opinión ¿Cuál es el principal reto de la gestión comunitaria del agua en América Latina?

Ver

Vídeos

Visita nuestra galería de vídeos

Ver

Juntos hacemos el Cambio noticias

Publicaciones recientes

Centros de Integración Social para OCSAS (CAI). Pronto!

Diagnostics-based Planning for the Future of My OCSA

Encuentro Nacional de Uniones, Federaciones y Ligas de organizaciones comunitarias prestadoras de servicio de agua potable y saneamiento

Fortaleciendo capacidades para un mejor acceso al agua potable y al saneamiento en zonas rurales.

SUSCRÍBETE GRATIS

Top