Chile vive un proceso inédito de construcción de su política pública energética al 2050

 

Energía logro 2El 2015 fue un año clave para Chile en materia energética. En mayo de 2014 el ministro Máximo Pacheco, en representación del Ministerio de Energía del Gobierno, entregó a la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, la agenda de energía que definía entre sus líneas estratégicas la elaboración de una política energética de Estado con validación social, política y técnica.

Este compromiso se concretó a partir de agosto de 2014, cuando el ministro de Energía convocó a un grupo de representantes multisectoriales a ser parte del comité consultivo que tendría como objetivo construir una hoja de ruta para la elaboración de la política energética, proceso que se conoció como Energía 2050.

Fundación Avina fue parte de este comité consultivo, que durante un año diseñó la “Hoja de Ruta Energía 2050: por una Energía Sustentable e Inclusiva” y cumplió un papel relevante en el eje estratégico llamado “Relación con la Comunidad y Pobreza Energética”. Fundación Avina relevó información sobre los siguientes temas para incluir en la política energética: acceso a energía, equidad y seguridad energética, pobreza energética, participación incidente y vinculante e integración de procesos de desarrollo nacional con procesos de desarrollo local con un criterio de interculturalidad.

Contar con la hoja de ruta, finalmente entregada al ministro de Energía en octubre de 2015, sentó las bases para que los equipos técnicos del Ministerio pudieran elaborar la Política Energética 2050 que fue entregada a la Presidenta en diciembre de 2015.

El proceso se destaca por proponer una hoja de ruta que se construyó colectivamente con la participación de actores públicos, privados, de la academia y la sociedad civil. Se reconoce como un proceso de construcción de política pública inédito en Chile y que puede ser replicado nacional y/o regionalmente por otros gobiernos.

Contar con una política energética diseñada y elaborada desde los consensos básicos tiene un impacto en todos los habitantes del país: garantiza la incorporación de energías renovables a la matriz en al menos un 70% para el 2050, acceso a energía a todos los habitantes del país y con ello la promoción de la superación de la pobreza energética, una planificación territorial que articule los intereses nacionales con las vocaciones territoriales y un Estado activo y presente, entre otras.

 

Aliados en este resultado:

Del Gobierno de Chile:

Ministerio de Energía, Ministerio de Medio Ambiente, Ministerio de Minería, Ministerio de Vivienda, Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones, Ministerio de Bienes Nacionales, Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI), Corporación de Fomento de la Producción (CORFO)

Academia:

Pontificia Universidad Católica de Chile, Universidad de Chile, Universidad Adolfo Ibáñez, Universidad de Antofagasta, Universidad de Concepción, Universidad de Magallanes

Otros:

Asociación de Generadoras de Chile A.G, Asociación de Empresas Eléctricas A.G, Asociación de Distribuidores de Gas Natural A.G, Asociación Chilena de Energías Renovables, Consejo Minero, Consejo Nacional de Sociedad Civil del Ministerio de Energía, Organización de Consumidores y Usuarios de Chile, Natural Resources Defense Council (NRDC), World Wildlife Fund (WWF), Fundación Chile 21, Confederación Única de Trabajadores (CUT)

Países impactados: Chile

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google+