30 de enero de 2013 – Las organizaciones Clinton Giustra Sustainable Growth Initiative, Skoll Foundation, Fundación Avina y Fair Trade USA se reunieron recientemente con el fin de lograr una mayor sostenibilidad en las cadenas de suministro.  El ex presidente estadounidense Bill Clinton y 37 líderes de las comunidades comercial, agrícola, académica, sin fines de lucro y filantrópica abordaron desafíos clave como la pobreza mundial y la degradación medioambiental, las fallas de mercado y la creciente desigualdad económica. Juntos generaron ideas para fortalecer las cadenas de suministro de tal modo que beneficien a las compañías, los trabajadores y el medio ambiente, a la vez que mejoren las vidas de las empobrecidas comunidades agrícolas alrededor del mundo.

El ex presidente Clinton exhortó a los participantes a encontrar soluciones creativas a estos problemas, y resaltó el rol que puede desempeñar en ese sentido el Comercio Justo, o Fair Trade.

En respuesta, líderes de Green Mountain Coffee Roasters, Inc. (GMCR), Whole Foods Market, Reunion Island Coffee, Alter Eco y Honest Tea se comprometieron a incrementar su respaldo al café, té, cacao y productos agrícolas de Comercio Justo. En tanto, organizaciones no gubernamentales internacionales se comprometieron a apoyar a los agricultores de Comercio Justo con capital y capacitación, mientras que las fundaciones participantes prometieron aumentar el financiamiento de las evaluaciones de impacto, iniciativas de concientización del consumidor y la creación de capacidad agrícola.

“Durante más de una década el Comercio Justo ha sido una parte clave de la estrategia de fuentes de suministro sostenibles de GMCR porque nos ayuda a proveer café de alta calidad a nuestros consumidores y una mayor calidad de vida a los caficultores”, dijo Brian P. Kelley, presidente ejecutivo y del directorio de GMCR. “Seguimos incrementando nuestro compromiso con el Comercio Justo a través de nuestra amplia gama de productos, proyectos en comunidades productoras de café, y campañas de concientización del consumidor”.

Mientras celebra el exitoso historial del movimiento del Comercio Justo en aliviar la pobreza y contribuir a las cadenas de suministro sostenibles, el grupo reconoció que aún hay mucho más por hacer. Más de 2.000 millones de personas todavía sobreviven con menos de dos dólares por día. Las tendencias vigentes del mercado, especialmente la demanda sin precedentes de materias primas agrícolas, representan una oportunidad única para vincular a un mayor número de agricultores con más compañías con el fin de aportar beneficios a comunidades agrícolas a una escala nunca antes registrada.

“Creemos que las mejores soluciones provendrán de asociarse con organizaciones a través de toda la cadena de suministro”, dijo Frank Giustra, presidente del directorio, director y fundador de Clinton Giustra Sustainable Growth Initiative. “Y esto cuadra con nuestro enfoque en la creación de empleos y generación de ingresos para las comunidades de escasos ingresos”.

Esta poderosa comunidad formada por múltiples grupos de interés reveló una unanimidad notable en su deseo de trabajar juntos para ampliar el Comercio Justo y su impacto.

“Esta nueva y potente visión que llamamos Comercio Justo para Todos, innova y va más allá del modelo histórico de Comercio Justo”, dijo Paul Rice, presidente ejecutivo y del directorio de Fair Trade USA.  “Buscamos expandir las oportunidades y beneficios del Comercio Justo a millones de familias de agricultores en todo el mundo mediante el apoyo a compañías responsables que desarrollan más cadenas de suministro sostenibles. Que nuestro liderazgo se reúna representa un importante paso adelante en este camino”.