Durante mucho tiempo, los trabajadores de comunidades rurales de México han sido víctimas de abusos a los derechos humanos a manos de empleadores en EE.UU, que de forma irregular les generaban contratos laborales desfavorables, exposición a plaguicidas y hasta precarias condiciones de vivienda y alimentación.

Como un esfuerzo para mitigar esta situación, CAMMINA junto a organizaciones de la sociedad civil, articuló el programa de trabajo temporal que pretende dentro de otras cosas, mejores condiciones laborales y de vida para los trabajadores. Dentro de los proyectos impulsados están: la formalización de contratos para la siembra de caña de azúcar, la incorporación de formal de trabajadores al padrón de trabajo temporal y alinear la oferta y demanda de trabajadores agrícolas temporales de México hacia Estados Unidos.

Gracias al trabajo conjunto con las organizaciones Amanecer, la Red Campesina de Pequeños Productores (RCPP) y el apoyo de CAMMINA, se formalizaron 13 contratos para la siembra de caña de azúcar, logrando que la empresa British Petroleum ubicada en el estado de Luisiana, EE.UU. efectuara el pago de tiquetes aéreos, hospedaje y alimentación durante el período de contrato, tal y como lo establece la ley y se logró además, la cobertura de los gastos locales para la obtención de la visa. Los trabajadores recibirán luego de 288 horas de labores, el pago de USD$ 2,880 dólares por las tareas desarrolladas.

En seguimiento al apoyo de los trabajadores temporales, se logró la incorporación de 709 trabajadores de la RCPP de cuatro estados de México al programa de trabajo temporal agrícola en EE.UU. Los trabajadores registran sus datos en un formulario que les permite una mayor accesibilidad a la demanda de empleadores.

Asimismo, como una forma de asegurar el derecho de los trabajadores temporales estas tres organizaciones, han logrado sistematizar la demanda laboral que se genera en los EE.UU y la oferta proveniente de zonas rurales e indígenas pobres de México. De esta forma se garantiza que los ingresos de los trabajadores sean justos, que su tránsito sea seguro y la certeza de volver a su país invirtiendo lo ganado en el desarrollo de sus pueblos.