Foto: AVINAFoto: AVINAFoto: AVINA
ContextooportunidadEstrategiaAlianzasDesafíosLogros

Contexto

El Gran Chaco Americano es el mayor bosque seco continuo del mundo, y la mayor masa boscosa de Sudamérica, después de la Amazonía. Es una región de rica diversidad social y ambiental. Poseedora de grandes reservas de agua, energía y tierras cultivables. La región se debate entre permitir la explotación extractiva para producir materias primas que satisfagan la demanda global creciente o conservar sus recursos naturales y la forma de vida tradicional de sus pueblos.


A pesar de las peculiaridades de los países que la comparten, la ecorregión chaqueña enfrenta un conjunto característico de problemas y desafíos tales como: marginación respecto a los centros de poder político, empobrecimiento generalizado de su población rural, un creciente proceso de urbanización de la población campesina e indígena y, un modelo depredador de explotación de recursos naturales, entre otros. A pesar de contar estos países con legislación que protege los recursos naturales, el bosque chaqueño sigue sufriendo una alta tasa de deforestación y degradación. Por otro lado, sus pobladores tradicionales se ven forzados a abandonar sus tierras.

Oportunidad identificada por Avina

Durante los últimos diez años, Avina y sus aliados han identificado y apoyado experiencias organizativas y productivas sostenibles que demuestran la viabilidad de conservar y producir en la región. Asimismo han apoyado la conformación de redes internacionales chaqueñas y su confluencia en espacios comunes.


Gracias a estos avances, hoy es posible crear espacios y dinámicas de convergencia proactiva de los intereses de los actores de la región, asegurando el respeto de los derechos de los pueblos chaqueños y la emergencia de una economía más inclusiva, verde y responsable.

Estrategia de acción de Avina y sus aliados

Desafiado por ser una de las pocas áreas en el mundo donde es posible ampliar la frontera agropecuaria y producir más alimentos para una población mundial creciente, y acuciada por la necesidad de proteger su amenazada biodiversidad y el estilo de vida de sus


habitantes, el Gran Chaco Americano requiere construir espacios y dinámicas de confluencia de intereses de sus principales actores, a la hora de elegir un destino común.

Alianzas

  • Programa Sed Cero: para dotar de soluciones para el acceso al agua segura a 100.000 familias en el Gran Chaco Americano.
  • Guyrá Paraguay: para monitorear la deforestación, incendios e inundaciones en Argentina, Bolivia, Brasil y Paraguay a fin de promover prácticas productivas sostenibles, involucrar a las empresas en la protección de la biodiversidad y crear incentivos para la conservación.
  • Fundación Nativa:para acompañar a los municipios chaqueños en el diseño e implementación de medidas de adaptación al cambio climático.


  • Nativo, Bosques y su Gente: para reducir las tasas de deforestación y degradación de los bosques nativos mediante la participación ciudadana, el aprendizaje en el uso y manejo sostenible de los mismos y la mejora de las oportunidades para la comercialización de bienes y servicios que estos brindan.
  • Red de Monitoreo del Pilcomayo: para fortalecer el sistema de alertas y prevención de desastres y generar información para la gestión sostenible en esta cuenca trinacional.
  • Redes Chaco: para la visibilidad de los temas vitales de la ecorregión y la generación de gobernanza participativa.

Desafíos

  • Visibilizar las oportunidades y desafíos de la ecorregión en las agendas nacionales y globales
  • Construir una plataforma regional con la información crítica para el manejo de la ecorregión y para el intercambio de conocimientos
  • Promover la inclusión política, económica y social de las comunidades indígenas y campesinas, asegurando la plena vigencia de sus derechos



desafios

Algunos logros con nuestros aliados

 

Defensa de los derechos de los pueblos originarios

Continuando las acciones vinculadas a la defensa de sus derechos, y tras el logro de la sentencia favorable que logró revocar las autorizaciones para desmonte en la provincia de Salta y sentó jurisprudencia sobre la necesidad de hacer estudios de impacto ambiental agregados, las comunidades indígenas chaqueñas de Argentina, Paraguay y Bolivia continúan colaborando en la difusión de sus derechos y problemas. En 2010 se realizó la semana de los pueblos indígenas en Buenos Aires y se logró un acuerdo con la Corte Suprema de Justicia de este país, en que el presidente argentino y referentes de los pueblos originarios acordaron un


mecanismo de consulta directa para casos que afecten los derechos indígenas en más de una jurisdicción.

Desafíos para el empresariado en el Gran Chaco Americano

El Instituto Argentino de Responsabilidad Social Empresarial, en colaboración con organizaciones de los demás países chaqueños, y con el apoyo del Church World Service y Avina publicó una investigación con los desafíos para el empresariado en el Gran Chaco Americano, identificando a la vez, buenas prácticas productivas orientadas a una economía más verde, inclusiva y responsable.

Datos Claves

  1. El Gran Chaco Americano abarca 1.066.000 Km2, comprendiendo vastos territorios de Argentina, Bolivia, Paraguay y una pequeña porción de Brasil.

  2. Los principales ríos tributarios del Plata (Paraná, Paraguay, Pilcomayo y Bermejo) bañan el Gran Chaco Americano y en su subsuelo se esconden enormes reservas de agua dulce (acuíferos Guaraní y Toba-Yrendá) y de hidrocarburos. Sin embargo, muchos chaqueños continúan sin acceso a agua y energía.

  3. Según los resultados del monitoreo satelital, durante 2010 más de 240.000 hectáreas de bosque chaqueño fueron deforestadas, alcanzando la tasa más alta, de 1129 ha/día durante el último trimestre del año.

  4. Las principales amenazas a la biodiversidad en la región la constituyen la expansión de la frontera agropecuaria, la explotación de hidrocarburos, la construcción de presas y carreteras y los incendios.

  5. Los habitantes originarios de la región, ayoreos, tobas, pilagás, guaraníes, matacos y otros pueblos indígenas han desarrollado culturas estrechamente asociadas a las particularidades chaqueñas, aprovechando su riqueza y respetando la fragilidad de su hábitat. Hoy, más de 7.000.000 de personas habitan el Gran Chaco Americano.

  6. Jaguares, tapires, guazunchos, tatú carretas, osos hormigueros, pecaríes, monos aulladores y ocelotes son algunas de las especies animales que habitan el Gran Chaco Americano y están en peligro de extinción.

  7. Redes internacionales de organizaciones sociales, indígenas y campesinos colaboran en una gestión más sostenible de la ecorregión, procurando superar el aparente dilema entre producción y conservación.

    Fuentes: Evaluación Ecorregional del Gran Chaco Americano, Atlas del Gran Chaco Americano, Guyrá Paraguay

  8. Más de 700 líderes indígenas, campesinos, empresarios, sociales, académicos, comunicadores y funcionarios públicos se reunieron en 2010 en el Encuentro Mundial del Chaco trazando una agenda de desarrollo sostenible para le región.