El objetivo principal de Avina es contribuir a cambios concretos y relevantes para un desarrollo más sostenible en América Latina.

Consideramos que dos tipos de cambios serán clave en la región:

  la valorización de lo público, es decir, lo que es de beneficio común, pues consideramos que a mayor cantidad de bienes públicos habrá mayor equidad.

  la transición hacia una nueva economía que promueva la sustentabilidad de la naturaleza y que contribuya al progreso social.

Avina genera y apoya procesos colaborativos que mejoran la calidad de los vínculos entre emprendedores, empresas, organizaciones de la sociedad civil, el sector académico e instituciones gubernamentales para contribuir juntos al bien común. Avina construye las condiciones favorables para que las acciones generen incidencia en los espacios de poder para alcanzar cambios relevantes en la sociedad y que conduzcan a una América Latina sostenible.

Para alcanzar su objetivo de impacto, Avina invertirá en cuatro activos institucionales:

    • Capital social: la capacidad de articularse con una masa crítica de aliados y diversos actores con potencial de incidir en las políticas públicas e influenciar la sociedad.
    • Excelencia operativa: la capacidad de análisis, las plataformas de coordinación y las habilidades gerenciales que potencien el equipo para crear condiciones que favorecen el cambio.
    • Valor intelectual: la capacidad de transformar el aprendizaje de Avina en método de creación de valor que fortalezca sus acciones y oriente la formación de su equipo.
    • Comunicación: la capacidad de formular relatos y mensajes que se difundan dentro y fuera de la región para agregar valor concreto a las acciones de transformación en América Latina.

 

Estos desafíos reflejan el compromiso de Avina de siempre aprender, adaptarse y desarrollar nuevas capacidades institucionales para aumentar su contribución a las oportunidades de impacto que decide priorizar con sus aliados.

Estamos aliados a miles de organizaciones, fundaciones y líderes sociales y del sector empresarial y gubernamental de América Latina y el mundo, todos comprometidos con el desarrollo sostenible de la región. Es en diálogo con su red de aliados que Avina define su estrategia, identifica oportunidades y construye agendas compartidas de acción. Nos inspiramos con la visión e innovación de nuestros aliados y buscamos contribuir al cambio a través del apoyo a sus organizaciones, iniciativas y redes.

Es posible construir procesos de desarrollo sostenible que satisfagan las necesidades del presente, y que al mismo tiempo aseguren la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades. El desarrollo sostenible depende en gran medida de la habilidad de la sociedad civil, del empresariado y del sector gubernamental para dialogar, colaborar e implementar juntos agendas de acción construidas colectivamente. La sociedad latinoamericana posee en sí misma los recursos y el potencial para crear soluciones a los desafíos que enfrenta. Quienes con visión transformadora asumen el liderazgo tienen un papel especial en promover la convergencia de intereses alrededor de modelos sostenibles. El liderazgo auténtico es aquel que se enfoca en hacer crecer a los demás, sin dejar de cuidarse a sí mismo.

Misión: Desde América Latina, impactar en el desarrollo sostenible, creando condiciones favorables para que actores diversos puedan contribuir juntos al bien común.

Visión: Aspiramos a una América Latina próspera, integrada, solidaria, y democrática, inspirada en su diversidad, y constituida por una ciudadanía que la posiciona globalmente a partir de su propio modelo de desarrollo inclusivo y sostenible. Queremos ser reconocidos como una organización innovadora y eficaz que genera contribuciones concretas al desarrollo sostenible de América Latina.

Valores: La plena realización del ser humano en un contexto de armonía individual, social y ambiental, como centro primordial del desarrollo sostenible. La dignidad humana expresada en el ejercicio de la democracia, la equidad de oportunidades, la libertad con responsabilidad, la honestidad y la solidaridad. La modestia que debe guiar nuestras acciones, celebrando los aportes de otros en el proceso de construcción colectiva de un mundo mejor para todos y cada uno. La innovación continua que favorezca la eficacia, la eficiencia y la productividad de nuestras acciones.

Avina fue fundada en 1994 por el empresario suizo Stephan Schmidheiny quien inspiró la visión y valores que orientan a la organización. La Fundación Avina está sustentada por VIVA Trust, fideicomiso creado por Stephan Schmidheiny para impulsar el desarrollo sostenible mediante una alianza entre la empresa privada exitosa y responsable, y las organizaciones filantrópicas que promueven el liderazgo y la innovación.